ANSIEDAD POR EL DESEMPEÑO.

Una problemática que actualmente se presenta en los hombres, tanto al estar teniendo relaciones sexuales con una pareja estable, como con alguna pareja casual es la ansiedad por el desempeño sexual.

Pero… ¿a qué se refiere este termino?

En pocas palabras al rendimiento sexual que se cree que se DEBE de tener al momento de tener un encuentro erótico sexual.

Hablando de cuestiones sociales, al hombre se le ha otorgado o dado la responsabilidad de satisfacer a la mujer, se le ha hecho creer que el tamaño de su pene será determinante para que la satisfacción de su pareja se pueda llevar a cabo, se le ha hecho creer que entre mas tiempo aguante para no eyacular será mejor, se le ha dado la encomienda de tener que saber cómo debe de ser el encuentro sexual.

Mucho influye toda esta información en los hombres que presentan ansiedad por el desempeño, pues se ven sometidos a situaciones de estrés y frustración cuando se dan cuenta de que no cumplen con dichos parámetros ya establecidos o dados por una sociedad en la cual muchas veces falta una sensibilización y educación sexual.

Parte de la educación sexual que por lo regular se recibió durante la niñez y adolescencia no fue suficiente o no llegó de la mejor manera a ellos, fue por medio de amigos quizá, que tampoco tenían las herramientas adecuadas en el tema, o fue por medio de material sexualmente explicito (revistas, películas, vídeos), los cuales, tampoco informaban de una manera favorable sobre la sexualidad.

Resulta entonces necesario identificar aquellos momentos o factores que indiquen que no estás completamente satisfecho con tu sexualidad, mantén la calma para poder identificar si se está atravesando por esta situación, y en contacto con tus emociones, sentimientos e inquietudes.

De esta forma, puedes acudir con un especialista que pueda acompañarte y orientarte en cómo es que puedes darle tratamiento y solución a esta problemática y puedas disfrutar plenamente de tu vida sexual.

RECUERDA QUE LA SEXUALIDAD ES PARA DISFRUTARSE, NO PARA SUFRIRSE…